¿Eres una enfermera principiante o una enfermera con experiencia?

Hemera | Thinkstock

Acabes de aterrizar en la planta de enfermería con tu primer par de zuecos o tu décimo aniversario como enfermera esté a la vuelta de la esquina —encontrarás cosas sobre ti en esta lista (¡o de quien solías ser!). Dedica un poco de tu tiempo a examinar esta lista y échate unas risas.

¿Eres una enfermera principiante o una enfermera experimentada?

Una enfermera principiante vomita cuando el paciente vomita.
Una enfermera experimentada llama a mantenimiento cuando el paciente vomita.

Una enfermera principiante lleva tantos imperdibles en su tarjeta de identificación que apenas puede leerse.
Una enfermera experimentada no lleva tarjeta de identificación por responsabilidad.

Una enfermera principiante registra demasiado.
Una enfermera experimentada no registra lo suficiente.

Una enfermera principiante adora correr cuando hay códigos.
Una enfermera experimentada hace que las enfermeras principiantes corran a los códigos.

Una enfermera principiante quiere que todo el mundo sepa que es enfermera.
Una enfermera experimentada no quiere que nadie sepa que es enfermera.

Una enfermera principiante toma notas detalladas en una libreta.
Una enfermera experimentada escribe en el dorso de su mano, en trozos de papel, servilletas, etc.

Una enfermera principiante pasará todo el día intentando reorientar a un paciente.
Una enfermera experimentada registrará al paciente desorientado y lo sujetará.

Una enfermera principiante puede oír el bip del I-med a 45 metros.
Una enfermera experimentada no puede oír ninguna alarma a ninguna distancia.

Una enfermera principiante adora oír corazones anormales y respiraciones.
Una enfermera experimentada no quiere saber de ellos a menos que el paciente sea sintomático.

Una enfermera principiante se pasa dos horas dando un baño al paciente.
Una enfermera experimentada deja que la auxiliar de enfermería le dé el baño al paciente.

Una enfermera principiante cree que la gente respeta a las enfermeras.
Una enfermera experimentada sabe que todo el mundo culpa de todo a las enfermeras.

Una enfermera principiante mira si hay sangre en el vendaje con la esperanza de poder cambiarlo.
Una enfermera experimentada sabe que un poco de sangre no le hace daño a nadie.

Una enfermera principiante desea una oportunidad para “trabajar con la familia.”
Una enfermera experimentada evita a la familia.

Una enfermera principiante espera que las medicinas y los suministros se entreguen a tiempo.
Una enfermera experimentada no espera ni siquiera que se entreguen.

Una enfermera principiante pasará días entrenando la vejiga de un paciente con incontinencia.
Una enfermera experimentada insertará un catéter de Foley.

Una enfermera principiante siempre contesta su teléfono.
Una enfermera experimentada comprueba el identificador de llamada antes de contestar al teléfono.

Una enfermera principiante piensa que los pacientes psiquiátricos son interesantes.
Una enfermera experimentada piensa que los pacientes psiquiátricos están locos.

Una enfermera principiante lleva en su bolso libros de referencia.
Una enfermera experimentada lleva en su bolso revistas, comida y “jarabe para la tos”.

Una enfermera principiante no encuentra esta lista graciosa.
Una enfermera experimentada sí.