Gestión de la salud mental en el trabajo: Cómo los empleadores pueden ser parte de la solución

Un grupo de profesionales de la salud mental altamente calificados escribió recientemente una advertencia de opinión sobre una posible crisis de salud mental entre la fuerza laboral. La carta insta a los empleadores y las empresas a responder a las necesidades emocionales de sus trabajadores, para que todos juntos podamos superar esta crisis de COVID-19. Los psicólogos advierten que no centrarse en estos temas podría resultar en un lastre importante para la economía global.

Los propietarios de negocios ya están lidiando con los desafíos de traer a sus trabajadores de regreso a sus labores. Descuidar la salud mental de los equipos podría provocar un desastre a medida que la pandemia se prolongue. Mientras tanto, los trabajadores tienen problemas para lidiar con su propia depresión y ansiedad, ya que trabajan desde casa en relativo aislamiento.

Como empleado o gerente, utiliza los siguientes consejos para mejorar la salud mental de tu equipo.

Cómo está afectando la pandemia a la fuerza laboral

El estrés del coronavirus es real. Muchas personas han sido despedidas o están obligadas a trabajar desde casa durante los últimos seis meses. Trabajar de forma aislada o estar separado de amigos y familiares está teniendo un efecto grave en la psique de mucha gente.

Casi 4 de cada 10 personas dicen que el coronavirus está teniendo un impacto grave en su salud mental. El virus ha alterado el equilibrio tradicional entre el trabajo y la vida en todo el mundo. La gente no sale de casa tanto como solía hacerlo, lo que puede hacer que se sientan aislados del mundo exterior. Muchos trabajadores están lidiando con la pérdida de un ser querido, educando a sus hijos en casa o están preocupados ​​por el dinero o la salud de su familia.

Antes de la pandemia, gran parte de la no tenía una gran reputación a la hora de hablar de sus sentimientos y emociones. Según una encuesta realizada en Estados Unidos en 2019, más de la mitad de los empleados de ese país dijeron que no hablaron con nadie en el trabajo sobre su salud mental durante el último año.

El suicidio sigue siendo una de las principales causas de muerte, especialmente entre los jóvenes de 15 a 29 años. Los economistas también estiman que la depresión y la ansiedad cuestan a la economía mundial alrededor de 1 billón de dólares al año.

Consejos de profesionales de la salud mental

Si queremos que la economía mejore, debemos abordar los problemas relacionados a esta situación.

Es por eso que un grupo de profesionales de la salud mental escribió el artículo de opinión en primer lugar. Es una colaboración entre la Red Estadounidense de Centros de Depresión y el Proyecto Mentes Saludables, una organización sin fines de lucro que se enfoca en acabar el estigma de las enfermedades mentales, utilizar la tecnología para expandir el acceso a soluciones de salud mental e involucrar a los empleadores para abordar la crisis de salud mental.

Incluye cinco consejos para gerentes y dueños de negocios:

  1. Habla abiertamente sobre estos temas y anima a tus trabajadores a hacer lo mismo

Los gerentes deben fomentar un ambiente de trabajo abierto y honesto donde las personas se sientan cómodas hablando sobre su depresión y ansiedad. Alrededor del 81% de los trabajadores dicen que el estigma en torno a la salud mental les impide buscar tratamiento. Puede que te guste pensar en tus trabajadores y colegas como fuertes e independientes, pero al final del día todos somos humanos. Nadie es inmune a la depresión y la ansiedad, especialmente en medio de una pandemia mundial, incluso si se les considera expertos en su trabajo.

  1. Capacitar a los gerentes sobre la salud mental

Si un empleado sufre de depresión o ansiedad, es probable que informe de estos problemas a un gerente o supervisor. Los supervisores deben recibir capacitación sobre cómo identificar y responder a diversos problemas de salud mental. Esto puede ser extremadamente valioso al administrar equipos remotos. Los empleados deben sentirse cómodos al plantear estos problemas sin temor a represalias ni a recibir un trato especial.

  1. Crea una solución flexible

La salud mental puede tomar muchas formas. Algunas personas pueden tener su propia manera de afrontar el problema en el trabajo, mientras que otras pueden no sentirse cómodas hablando abiertamente sobre estos temas. Las empresas y los gerentes deben crear un enfoque flexible y personalizado, de modo que cada trabajador pueda obtener la ayuda que necesita. Utiliza incentivos para alentar a tus empleados a participar en programas de asistencia laboral. En este momento, solo el 10% de los trabajadores se benefician de estos programas.

  1. Beneficios a los empleados con un propósito

Crea un programa de beneficios para empleados que apoye la salud mental. Brinda a tus trabajadores el tiempo y los recursos para que busquen tratamiento, descansen de sus labores y lleven un estilo de vida saludable. Evita el exceso de trabajo de los empleados, para que tengan tiempo para lidiar con estos problemas y para compartir con sus seres queridos.

  1. Mantén el compromiso con la causa

Teniendo en cuenta todo el estigma que ha estado circulando en torno a estos temas, muchas empresas tendrán que superar décadas de escepticismo para cerrar la brecha en la salud mental. Deben hacer un mayor esfuerzo y mostrar a los trabajadores que están comprometidos con la creación de un entorno laboral saludable y sostenible. Hacer que los gerentes o directores ejecutivos presenten sus propios problemas puede ayudar a poner las cosas en marcha.

Mejorar la salud mental es una gran inversión para empresas de todos los tamaños. La Organización Mundial de la Salud estima que por cada dólar invertido en el tratamiento ampliado para los trastornos mentales comunes, se obtienen 4 dólares en mejora de la salud y la productividad.

Esta es nuestra oportunidad de cambiar el rumbo de la salud mental. Toma en cuenta estos consejos para mejorar el bienestar de tus trabajadores y colegas.