Las 7 razones más importantes por las que amo ser una enfermera

Todos tenemos días buenos y malos cuando se trata de trabajar como enfermera. En mis mejores días, no puedo imaginarme trabajando en ningún otro campo. En mis peores días, sin embargo, hay ocasiones en las que considero abandonar el entorno de atención al paciente y nunca regresar. Afortunadamente, estos pensamientos suelen desvanecerse con bastante rapidez. Cuando no lo hicieron, descubrí que tomarme unos minutos para apreciar las cosas positivas asociadas con la enfermería me ayuda a volver a centrar mi cabeza en este propósito. Después de todo, realmente hay muchas cosas que podemos amar de la enfermería. Aquí, he enumerado algunas de las principales razones por las que me encanta ser enfermera:

1. Ayudo a la gente

Si deseas ayudar a las personas de una manera muy práctica y directa, no hay mejor manera de hacerlo que trabajando en el campo de la enfermería. Como enfermera, cuidar a los pacientes es la parte fundamental de tu trabajo, y ayudas a los pacientes a mejorar cada día que vas a trabajar. Es cierto que no todos los pacientes mostrarán su aprecio, pero saber que ayudaste a alguien en un momento difícil (posiblemente el más difícil de su vida) a menudo es suficiente para sentirte bien con tu trabajo.

2. Tengo estabilidad laboral

La escasez de enfermeras no es tan mala como solía ser, pero encontrar y mantener un trabajo decente en el campo de la enfermería no es un gran reto. La mayoría de las nuevas enfermeras logran encontrar trabajo poco después de terminar su formación, y muchas enfermeras experimentadas nunca han tenido problemas para encontrar buenos empleos. Con solo unos pocos años de experiencia como enfermera, la mayoría de los hospitales y clínicas estarán ansiosos por contratarte. La enfermedad y las lesiones no desaparecen, así como sin duda tampoco lo hará la enfermería.

3. Recibo un buen pago

Si bien es probable que nunca te conviertas en millonaria con una carrera en enfermería, ganas más que suficiente para vivir cómodamente. Comprar una casa bonita e incluso un auto bonito, por ejemplo, es ciertamente posible con el salario de una enfermera, incluso comenzando. Además, con la posibilidad de acumular muchas horas de sobretiempo, generalmente es posible conseguir dinero extra cuando lo necesites. Habiendo dicho todo esto, las enfermeras anestesistas y algunos otros tipos de enfermeras ganan más de 100.000$ por año en Estados Unidos.

4. Tengo gran variedad de opciones de carrera

Con la enfermería, hay muchas trayectorias profesionales disponibles. Claro, puedes trabajar como enfermera de piso toda tu carrera, pero ciertamente no tienes que limitarte a hacerlo. Las enfermeras trabajan en entornos legales, como educadoras, y en muchas más profesiones. Además, si comienzas a agotarte, la transición a otra parte del campo de la enfermería es una excelente forma de refrescarse mental y emocionalmente, ¡sin sacrificar tu empleo remunerado!

5. Aprendo cosas nuevas constantemente.

El campo de la salud está cambiando a un ritmo rápido, y las enfermeras tienen que estar al tanto de estos cambios para brindar la mejor atención posible. Por esta razón, las enfermeras, nuevas y experimentadas, están aprendiendo constantemente cosas nuevas. Además, con los requisitos de educación continua en algunos paises, ¡estás obligada a aprender cosas nuevas de regularmente si quieres mantener tu licencia activa!

6. Tengo tiempo para otras cosas.

Las enfermeras trabajan duro, pero también tienen oportunidades para tomarse un descanso. Si no lo deseas, la enfermería no consumirá toda tu vida. Si por ejemplo, tomas tres turnos de 12 horas por semana, puedes tener hasta cuatro días de descanso para disfrutar como mejor te parezca. Además, la mayoría de los hospitales son bastante generosos con el tiempo libre remunerado, lo que significa que puedes obtener al menos un par de buenas vacaciones por año. Si los turnos de 12 horas no son para ti, no resulta muy difícil encontrar un horario más habitual trabajando en un consultorio médico o en un puesto de investigación.

7. He hecho grandes amistades

Trabajar en el campo de la enfermería puede ser estresante; eso es cierto. Sin embargo, la enfermería es una profesión muy orientada hacia el trabajo en equipo, y tendrás a muchas personas para ayudarte en situaciones difíciles. No te gustarán todas las personas con las que trabajarás, pero sin duda harás nuevos amigos. Con el tiempo, es probable que consideres a algunos colegas como algunos de tus amigos más cercanos.

Por supuesto, hay muchas otras cosas que amar sobre la enfermería, y es muy posible que no haya mencionado algunas de tus cosas favoritas sobre la profesión. ¡Danos a conocer lo qué te gusta de la enfermería dejando un comentario! Además, si te gusta tu especialidad de enfermería en particular, ¡asegúrate de hacernos saber tus razones!