Lesiones Comunes De Caminatas Y Cómo Atenderlas Mientras Llega La Ayuda

Common Hiking Injuries and How to Mend Them until Help Arrives
Senderismo/Hiking es un ejercicio excepcional para el cuerpo y mente, pero incluso si usted es una persona muy cuidadosa eligiendo el más seguro de los senderos, usted podría resultar lesionado. Es por eso que es importante saber qué hacer, al menos para lesiones de excursión comunes. En este artículo, le diremos cuáles son y discutiremos cómo atenderlas hasta que llegue la ayuda.

Botiquín De Primeros Auxilios

La primera cosa que necesitas hacer es recordar empacar un botiquín de primeros auxilios. Debes comprobar que todos los elementos básicos están allí cada vez que sales a caminar, pero también debes comprobar con frecuencia fechas de vencimiento y reemplazar la medicina vencida.

Obtener el mejor kit de primeros auxilios te da la garantía de seguridad, y te ahorrarás la molestia de armar un equipo de tratamiento para lesiones por tu cuenta. Pero mientras, las cosas que necesitas para el botiquín son:

  • Antiséptico
  • Vendajes
  • Yesos blíster
  • Cinta adhesiva
  • Correa elástica
  • Gasa
  • Guantes
  • Medicina
  • Clavijas de seguridad
  • Tijeras
  • Cinta
  • Pinzas
  • Toallitas

Dolor De Rodilla, Hombro O Espalda

Si estás haciendo demasiado esfuerzo, y te cuesta mantener una buena postura durante el senderismo, incluso llevar más peso de lo que puedes manejar sin detenerte lo suficiente, podrás desarrollar un grave dolor de rodilla. Las áreas problemáticas que requieren ayuda profesional se encuentran:

  • Arriba, detrás o debajo de la rodilla.
  • Entre las omoplatas.
  • En la parte delantera de los hombros.
  • En la parte inferior de la espalda.

Las cosas que debes hacer antes de obtener ayuda son:

  1. Detente inmediatamente si puedes.
  2. Considera la posibilidad de acostarte por completo si estás experimentando problemas de espalda, pero siempre en un terreno uniforme.
  3. Si no estás en un ambiente lo suficientemente seguro y necesitas continuar tu caminata, usa un bastón.
  4. No pongas mucha presión sobre la rodilla dañada, si ese es el problema, trata de usar los brazos y la otra pierna para moverte.
  5. Pide a otra persona de tu grupo que lleve tu mochila, o simplemente renuncia a ella.
  6. Toma un analgésico de venta libre para reducir el dolor.
  7. Aplica un antiinflamatorio local si hay hinchazón o enrojecimiento.
  8. Reduce el dolor de la rodilla exterior al masajear el muslo externo.

Esguinces De Tobillo

Estos son difíciles de manejar mientras se camina, pero es posible que tengas que hacerlo si no puedes parar. Si no estás usando un par de botas de montaña, pídele a alguien de tu grupo que te preste un par.

Si tienes que seguir moviéndote, trata de pisar sólo en terreno plano, sin poner demasiada presión sobre el tobillo torcido. Puedes utilizar bastones para ayudar a moverte mejor, sin pisar demasiado en la pierna mala. Otra buena idea es crear una férula improvisada de dos palillos y atarlos con un vendaje de tu botiquín de primeros auxilios. Eso debería evitar que tu tobillo se mueva demasiado y empeore las cosas.

Una vez que llegues al campamento, sigue el siguiente procedimiento:

  1. Deje de moverte por completo durante el día, o hasta que llegue la ayuda especializada.
  2. Si no tienes hielo, puede usar compresas de agua fría o incluso colocar el pie en algún chorro de agua cercana.
  3. Compresión. Este paso beneficia el uso de un vendaje elástico de tu botiquín de primeros auxilios. El propósito es mantener el tobillo estable y apoyado, pero no hagas el vendaje demasiado apretado.
  4. Elevación. Mantén tu pie elevado, para que el flujo sanguíneo no llegue al esguince, lo cual inflamaría tu tobillo aún más.

Cortadas

Estas lesiones son muy frecuentes cuando estás de excursión, así que no descuides la idea de que te podrían suceder. Puede ser que utilices tu cuchillo o hacha de manera incorrecta podrías agarrar una roca afilada sin tener cuidado.

El problema con las cortadas es que se pueden infectar sin el cuidado adecuado. Si son demasiado profundas, incluso podrían impedir que te muevas.

Para tratarlas puedes hacerlo siguiente:

  1. Limpia la herida con jabón y agua tibia.
  2. Desinfecta la herida con un antiséptico.
  3. Utiliza las pinzas para sacar las astillas restantes.
  4. Toma un torniquete y átalo por encima del corte si es una herida grande con el fin de detener el sangrado.
  5. Coloca vendaje en tu lesión, pero asegúrese de cambiarlo con frecuencia. Los cortes más pequeños podrían ni siquiera necesitar un vendaje, y dejarlos secar al aire ayuda a una cicatrización más rápida.
  6. Si notas hinchazón o enrojecimiento, toma un antiinflamatorio como ibuprofeno.
  7. En el caso de un corte más grave que se infecta y da fiebre, es posible que debas tomar un antipirético para reducir la fiebre.

Picaduras De Insectos O Serpientes

Estas podrían ser peligrosas, especialmente si haz sido mordido por un animal venenoso. Así que lo mejor es notar muy bien qué insecto o serpiente te mordió, recordar sus características en caso de desarrollar síntomas desagradables como enrojecimiento, inflamación, mareos o fiebre.

Los pasos que necesitas tomar en tal caso son:

  1. Quítate cualquier ropa alrededor del área de la mordedura.
  2. Limpia y desinfecta el área de la mordedura, pero no la enjuagues con agua.
  3. No trates de succionar el veneno y escupir después.
  4. Improvisa una férula para proteger la mordedura.
  5. Mantén el área de mordida abajo, así minimizarás el riesgo de que el veneno se extienda, pero no uses un torniquete que restrinja demasiado el flujo sanguíneo.
  6. Usa un antiinflamatorio directamente en el área si se torna rojo o hinchado.
  7. Toma un antipirético para reducir la fiebre.
  8. Es posible que necesites un medicamento antialérgico si la picadura desencadena alguna reacción.
  9. Pon compresas frías en el área de la mordedura.

No Hay Lesiones Pequeñas

Dicho esto, no olvides que no existen lesiones pequeñas cuando se trata de senderismo. Incluso la más pequeña de las ampollas podría infectarse, lo que podría inmovilizarte. Recuerda los principios básicos que requieren limpiar, desinfectar y reposar tu lesión, sin cubrirla o restringir el flujo sanguíneo innecesariamente.