Nuevo estudio muestra que los médicos que sufren de agotamiento son más propensos a la discriminación racial

El agotamiento es bastante común en la industria de la salud. De hecho, el 54% de los médicos expresan que se sienten agotados y el 63% de las enfermeras dicen que su trabajo las ha llevado a sufrir de agotamiento de enfermería. Pero todo ese estrés y fatiga pueden tener consecuencias no deseadas, especialmente un aumento en la discriminación racial.

Un nuevo estudio muestra que los médicos y proveedores de atención médica que sufren de agotamiento pueden ser más propensos a desarrollar prejuicios raciales, incluidos los prejuicios implícitos y explícitos y la discriminación. Pero los efectos del agotamiento y la discriminación racial en la atención médica son de largo alcance, lo que deriva en errores costosos y resultados negativos para los pacientes.

Descubre cómo se relacionan estos dos problemas y qué se puede hacer para combatir esta situación.

Cómo el agotamiento puede derivar en discriminación racial

Un nuevo estudio realizado por la Mayo Clinic entrevistó a 3.392 médicos residentes de segundo año que se identificaron a sí mismos como no negros. Los resultados muestran que a medida que aumentan los síntomas de agotamiento, los residentes se vuelven más propensos a la discriminación racial.

Una vez se registraron los niveles de agotamiento de los residentes, se les preguntó a los encuestados sobre sus actitudes explícitas hacia las personas blancas y negras. Sus sentimientos fueron medidos con un termómetro de sentimientos (de 0 a 100 puntos, que van desde muy frío o desfavorable [puntaje más bajo] a muy cálido o favorable [puntaje más alto]). Luego se les pidió que clasificaran imágenes de personas de diferentes etnias junto con palabras como “hermosa”, “alegre”, “fracaso”, “desprecio”. Los investigadores también midieron la rapidez con la que vincularon rasgos favorables con rostros blancos o negros.

A medida que aumentaba el agotamiento, los residentes mostraron una diferencia creciente entre sus sentimientos hacia las personas blancas y negras. Pero a medida que el agotamiento disminuyó con el tiempo, también lo hizo la discriminación racial explícita.

Sin embargo, el estudio no señaló si el agotamiento provocó discriminación racial entre los médicos. Puede que los médicos con prejuicios explícitos o implícitos sean más susceptibles al agotamiento.

Señales de agotamiento y cómo combatirlo

El agotamiento se caracteriza por la extenuación emocional, la despersonalización y una disminución de la sensación de eficacia. Los signos de agotamiento entre los médicos incluyen agotamiento emocional, cinismo, falta de entusiasmo y satisfacción en su trabajo, y un sentimiento de desapego hacia sus pacientes y sus dolencias. Cuando sufren de agotamiento, los médicos y proveedores de atención médica pueden recurrir a la discriminación y a prejuicios personales al tratar los síntomas de un paciente y responder a sus molestias individuales.

El agotamiento también puede estar relacionado con tasas más altas de depresión, ansiedad, abuso de sustancias e incluso suicidio. La tasa de suicidios de los médicos es el doble que la de la población general.

No tomar descansos, trabajar largas horas y realizar tareas administrativas como completar registros de salud electrónicos puede provocar un aumento del agotamiento entre los proveedores de atención médica.

Para combatir el agotamiento, los proveedores de atención médica deben sentirse cómodos al exhibir sus síntomas para poder afrontar el problema. Las soluciones deben adaptarse a departamentos individuales y unidades. Los gerentes y líderes del lugar de trabajo deben promover el autocuidado e instaurar un sentido de comunidad entre sus empleados, para que los compañeros de trabajo puedan resolver los problemas juntos y apoyarse mutuamente durante las situaciones estresantes.

Los peligros del agotamiento y la discriminación de pacientes

A medida que el agotamiento aumenta entre los médicos y proveedores de atención médica, es posible que más personas decidan abandonar la profesión. La industria ya está sufriendo una escasez de proveedores de enfermería y atención primaria, y el agotamiento solo puede empeorar las cosas.

Los médicos que sufren de agotamiento también tienen el doble de probabilidades de cometer un error médico significativo, que puede ser perjudicial para la salud de los pacientes.

La discriminación racial y de otro tipo también puede ser perjudicial para los pacientes. Los pacientes afroamericanos son tratados de forma frecuente para el dolor en comparación con los pacientes blancos debido a las falsas creencias sobre las diferencias biológicas entre negros y blancos. Esto significa que algunos médicos pueden tardar más en recetar medicamentos para el dolor a pacientes afroamericanos. Las mujeres afroamericanas tienen entre 3 y 4 veces más probabilidades de morir debido a complicaciones relacionadas con el embarazo y el parto que las mujeres blancas.

Además de estas preocupaciones, el agotamiento es costoso. Un estudio reciente publicado en Annals of Internal Medicine sugiere que el agotamiento le está costando a la industria de la salud hasta 4.6 billones de dólares al año.

Las instalaciones de atención médica deben afrontar el problema del agotamiento como una manera de reducir la tasa de prejuicios raciales, errores médicos costosos y escasez de personal. Todos deben sentirse cómodos hablando sobre los efectos del agotamiento y cómo aliviar el estrés y la fatiga en el lugar de trabajo.