Una dosis extra de confianza

A pesar de que el regreso al piso la semana pasada fue más exitoso de lo que pensé que sería, soy el tipo de persona que olvida fácilmente lo positivo y se enfoca en las cosas que me pusieron nerviosa. O al menos solía ser así. Cuando estoy en el piso, recibo esta descarga de adrenalina que me mantiene motivada y en movimiento. Pero pese a las partes buenas del día (a menos que el día fuera 100% maravilloso), suelo recordar aquellas cosas en las que sé que debo trabajar, las cosas que me hacen falta para hacer un mejor trabajo la próxima vez. Y no es algo malo, siento que me mantiene enfocada en aquello que necesito mejorar, y es un recordatorio para la próxima ocasión. Pero últimamente he sentido que no me doy suficiente crédito por recordar las partes positivas del día. Hasta ahora.

He decidido que este será el momento de tener confianza. ¡Después de todo, soy una estudiante de tercer año de enfermería! Si en este punto no sé lo que estoy haciendo – ¿entonces qué he hecho durante los últimos dos años y medio? – ¿Cierto? Tuve esta semana libre del piso clínico, pero fui a la clínica de mi comunidad donde estoy trabajando con niños de 5 a 13 años y enseñando promoción de la salud. Estando con ellos, hablando con ellos, incluso en el poco tiempo que estuve, recordé por qué me encanta trabajar tanto con los niños, y me recordó cuánto sé sobre ellos. Cómo se emocionan cuando hablan de sus comidas favoritas y cómo imitan lo que dices porque piensan que es “cool”. Trabajar con ellos me dio el impulso que necesitaba para sentirme segura de lo que sé y de lo que puedo hacer.

Así que ahora estoy decidida a mantener este impulso de confianza fluyendo por mis venas, dándome la energía que necesito para mantenerme enfocada y con determinación. Me centraré en las cosas positivas que he hecho por mis pacientes y tomaré todo lo demás – bueno y malo, feliz y triste – como una experiencia de aprendizaje. Tengo que recordarme a mí misma que soy una estudiante, una buena estudiante y una buena estudiante de enfermería. ¿El próximo objetivo? ¡Mantener esta actitud positiva en la prueba de la próxima semana y en otro día en el piso!