10 mejores y peores estilos de liderazgo en enfermería

por Jeff Hindenach

Todos hemos tenido jefes que hemos amado u odiado. El jefe que te ayudó a obtener esa promoción, o el que cortó las uñas de sus pies en la estación de enfermería.

Algunos nos ayudan a avanzar en nuestra carrera, mientras que otros parecen atascarnos. Diferentes estilos de liderazgo pueden llevar a diferentes resultados para cada enfermera. Pero ciertos estilos parecen ser buenos o malos en todos los aspectos, ayudando o perjudicando a todos los empleados al mismo tiempo.

Dale un vistazo a estos cinco peores y cinco mejores estilos de liderazgo.

El Aerodeslizador y el Sabelotodo –>

Lo Peor: Los Aerodeslizadores

Casi puedes escuchar el débil zumbido del Aerodeslizador mientras flota sobre tu hombro, observando cada uno de tus movimientos. No va a dejar que tomes tus propias decisiones. Incluso cuando el Aerodeslizador está lejos del hospital, chequea constantemente para asegurarse de que todo funciona de forma apropiada. Para ellos aún es 1984 y siempre te estarán supervisando. .

Con el Aerodeslizador, todo debe verificarse dos veces: los registros de los pacientes, las dosis de los medicamentos, el papeleo, etc. Ninguna tarea está completa sin su sello de aprobación. El Aerodeslizador tiene problemas de confianza que solo pueden curarse con años de terapia.

Lo Peor: El Sabelotodo

El Sabelotodo ha hecho todo lo que has hecho, pero mejor y más rápido. De alguna forma, en el tiempo que han estado en enfermería, han logrado cumplir todas las hazañas conocidas por el mundo médico. Independientemente de tus logros, te mostrará la forma en que podrías hacerlo mejor.

No solo son omnipotentes, sino que esperan que tú también lo sepas todo. El Sabelotodo te asignará una tarea de tres días que deberás cumplir en un día. Te darán instrucciones poco explícitas sobre el cuidado de un paciente y esperarán que descubras qué debes hacer. O te asignarán una tarea imposible, una que ni siquiera podrían realizar, y exigen que se complete al final de la semana. El Sabelotodo trata de llevarte a tu límite para demostrarte que es más inteligente que tú.

El Mejor Amigo –>

Lo Peor: El Mejor Amigo

El trabajo es solo otra razón para socializar para El Mejor Amigo. Ellos ven a su equipo como un círculo de amigos, les guste o no a sus empleados. Ningún tema está fuera de los límites. Sienten la necesidad de compartir cada detalle de su vida con el personal del hospital, así como de hacerle preguntas personales sobre la suya.

El Mejor Amigo no conoce los límites personales. Ellos son los jefes que te darán un masaje en la espalda mientras estás de pie. O quién comparte, en detalle, sus hazañas sexuales en la sala de suministros del hospital. (¡Bienvenido a Grey’sAnatomy!) En resumen, El Mejor Amigo sin duda recibirá una demanda por acoso sexual.

Lo Peor: El Fantasma

Nunca ves al Fantasma, pero su presencia está en todas las áreas del hospital. El Fantasma parece tener una cantidad infinita de tiempo libre, o siempre está en un viaje de negocios. Pero cuando el gato no está, los ratones no pueden jugar. El Fantasma chequea el hospital a mediantecorreos electrónicos y llamadas telefónicas, asegurándose de que todos tengan mucho que hacer en su ausencia.

El problema: es difícil hacer un trabajo cuando tu jefe no está allí pararesponder preguntas. ¿No puedes decidir la mejor manera de completar una tarea? Te toca averiguarlo. ¿Tienes un problema personal con un paciente o una enfermera? Resuélvelo con ellos. ¿Necesitas algo firmado o aprobado? Mejor ruega porque esté cerca de un teléfono o fax. Al estar constantemente fuera del hospital, el Fantasma puede realizar sus tareas sin la molestia de tener que gestionar a su equipo.

Lo Peor: El Acosador

Es como el patio de la escuela de tercer grado de nuevo, excepto que esta vez el Acosador no busca el dinero de tu almuerzo, sino tu tiempo y compromiso. Noestán interesados ​​en tus problemas o tus opiniones. Lo único que quiere el Acosador es que trabajes tan duro como seahumanamente posible y verse bien para la alta gerencia.

El Matón toma todas las decisiones del equipo, con poco o ningún aporte del resto del personal. Su palabra es ley, y desafiarlos es escupir en la cara del hospital. Y como el Acosador parece ser un activo para el hospital — principalmente debido a todo el trabajo que realizas — es inútil enfrentarlo. Trabajar con el Acosador siempre termina siendo una situación de perder-perder.

¿Listo para lo mejor? –>

Mejor: El Animador

El Animador no trata mucho de enseñar y de entrenar, sino de hacerte sentir bien con lo que haces. ¿Trabajaste doble turno dos veces este mes? ¡Qué admirable ¿Terminas todo tu papeleo temprano? ¡Eres increíble!

Si bien este estilo de liderazgo no impulsará tu carrera en el cuidado de la salud, sí te motiva a lograr sus metas. El Animador sabe que los cumplidos te hacen sentir exitoso y bueno contigo mismo. Son la herramienta utilizada para motivarte a lograr lo que quieres y dirigirte hacia objetivos más elevados.

Mejor: El Profesor

El Profesor recuerda el momento en que estuvo en tus zapatos, lo mucho que deseó que hubiera alguien que loguiara en el hospital. Te toman bajo su ala y tratan de compartir contigo todo el conocimiento médico que desearías conocer en ese momento.

Nunca hay una pregunta estúpida para El Profesor. Todo es una experiencia de aprendizaje. No son quienes te quitan de la mano el historial o la jeringa de un paciente y lo hacen ellos mismos. Para El Profesor, la única manera de aprender es haciendo. El objetivo final es ver que el alumno tenga éxito, lo que hace que las enfermeras sean la prioridad número uno.

Mejor: El Comunicador

Para este jefe, no existe la comunicación excesiva. Cada detalle de las metas y objetivos de su equipo está diseñado para todos. Cada correo electrónico de la gerencia superior se reenvía a todo el equipo. El comunicador quiere asegurarse de que su equipo esté constantemente al día.

El comunicador siempre está cerca para responder cualquier pregunta que puedas tener, y siempre las responderá con la mayor honestidad posible. Siempre están dispuestos a tener una relación sincera con los asuntos laborales, pero nunca con los asuntos personales. Y, por supuesto, la puerta de la “oficina” está siempre abierta.

El Facilitador–>

Mejor: El Facilitador

El Facilitador sabe que aunque  tienes los medios para realizar cualquier tarea, es posible que necesites alguna orientación para llegar allí. En lugar de pasar todo el día contigo comoEl Profesor, es más probable que te hagan algunas sugerencias para que puedas seguir con sus obligaciones y dejarte a ti seguir con el resto de tu trabajo.

Las frases favoritas del facilitador son:“¿Has pensado en hacer esto?” O “¿Qué pasa si intentas esto?” Sus sugerencias nunca son órdenes, y se sienten completamente cómodos cuando tomas la iniciativa en cualquier proyecto, así como al elogiarte cuando tienes éxito. Quiere que tengas éxito, pero no sienten la necesidad de presionarte para que lo tengas.

Mejor: El Capitán

Para El Capitán, sus trabajadores son su equipo. Es fundamental que todos trabajen juntos para lograr el mismo objetivo: mejorar la atención del paciente. Si hay un problema en el equipo, él es el pacificador que se lanza aarreglar la situación. Si el equipo tiene éxito, élles da crédito a todos los empleados. Pero si el equipo pierde, es quien toma el peso sobre sus hombros.

El Capitán actúa como el jugador estrella del equipo. Si algo se le escapade las manos, está allí para atraparlo. Si alguien se enferma, está allí para responder. Si un paciente de último minuto aparece cinco minutos antes del final de un turno, se hará cargo por el bien de su equipo. El único objetivo del capitán como gerente es asegurarse de hacer todo lo posible para asegurarse de que su equipo esté trabajando deforma eficiente.