6 Consejos Para Enfermeras Con Discapacidades Que Vuelven Al Trabajo

La melodía de “Where have all the flowers gone” (¿Dónde han ido todas las flores?) De Pete Seeger podría cantarse fácilmente con las palabras “¿Dónde han ido todas las enfermeras?”

Parte de la respuesta se encuentra en las enfermeras con discapacidades que han dejado de trabajar. Muchas están ansiosas por regresar a cuidar de sus pacientes, pero están “asustadas en silencio”.

Los hospitales tienen diversas formas de apoyar a las enfermeras con discapacidades. Incluso en algunos países existen leyes para personas con discapacidades que han ayudado, pero los corazones y las mentes cambian lentamente.

¿Cómo puedo saber esto? Bueno, todo comenzó con mi hija y un carpintero…

Mi hija vive desafiada por su autismo. Como enfermera pediátrica, descubrí que mi atención en torno a su vida evolucionaba hacia una investigación sobre las experiencias de las enfermeras con discapacidades. Aprendí que las enfermeras con discapacidades a menudo se sienten solas y desconectadas de otras personas que comparten una carrera similar.

Un día, un carpintero que trabajaba en nuestra casa mencionó que desarrollaba sitios web. Tímidamente  le pregunté: “¿Podrías crear un sitio web para mí?”

Poco después, el carpintero creó un sitio que luego se convirtió en una red de recursos sin fines de lucro para enfermeras con discapacidades llamada Enfermera Excepcional.

El sitio creció a lo largo de los años y ahora brinda soporte a través de:

  • Organizaciones relacionadas con la discapacidad
  • Mentores
  • Equipo, tecnología
  • Becas, oportunidades de empleo
  • Publicaciones en el foro, noticias.
  • Artículos relacionados

 

Historias de Éxito

En un hospital, una enfermera con pérdida auditiva trabaja con un estetoscopio amplificado. El hospital compró un teléfono amplificado y otras enfermeras y el personal alertan a la enfermera cuando las luces de llamada se encienden.

Otra enfermera experimentada trabajó como supervisora en Estados Unidos. Caminó millas para cubrir todas sus unidades. La artritis y las complicaciones de la cirugía requerían que usara un scooter. La enfermera presentó una solicitud de adaptaciones razonables conforme a la Ley de Estadounidenses con Discapacidades. Ella describió los beneficios en costos de comprar un scooter y los comparó con el costo del reclutamiento y orientación de una nueva enfermera.

El hospital le compró el scooter.

Consejos útiles si estás o quedas discapacitada:

  • Conéctate con otras enfermeras con discapacidad.
  • Aprende sobre tus derechos en las leyes de discapacidades de tu país.
  • Mantén tu licencia de enfermera, certificados y habilidades informáticas.
  • Sigue estudiando… mientras más educación tengas, más opciones tendrás disponibles.
  • Comunícate, involúcrate en organizaciones profesionales, haz voluntariado.
  • Cambia tu paraíso… prueba una nueva área en enfermería.

Si conoces a una enfermera con discapacidad, anímala a que regrese a trabajar. La discapacidad puede presentarse como una enfermedad mental, dolor crónico o limitaciones de movilidad. Sé un modelo a seguir en cuanto a aceptación y abre la puerta de la oportunidad un poco más. Trata a la enfermera discapacitada como te gustaría que te trataran.

¡Quién sabe, tal vez hasta puedes escribir un nuevo verso a la melodía de la canción de Pete Seeger!