Cómo China planea reducir el costo de la atención médica

China oficialmente se ha convertido en la mayor economía del mundo basada en la equivalencia del poder adquisitivo, de acuerdo al Fondo Monetario Internacional. Durante siglos, China ha permanecido relativamente aislada del resto del mundo en términos de comercio, pero ahora las puertas están completamente abiertas. La clase media de China está creciendo rápidamente mientras más familias y personas buscan trabajos mejor remunerados y acceden a la última tecnología, como los teléfonos inteligentes y laptops.

A medida que la economía de China continúa creciendo, el país busca renovar su sistema de salud sin que aumente la deuda nacional, para que las familias de clase media puedan acceder a servicios fundamentales sin gastar demasiado. China ha presentado planes para crear el mejor y más económico sistema de salud del mundo.

Alrededor del mundo, los formuladores de políticas y los defensores están tratando de reducir el costo de la atención médica. A medida que lidiamos con muchos de los mismos problemas que ese país en el Pacífico, echemos un vistazo a cómo China planea crear una atención médica asequible y de clase mundial.

La división entre China y Estados Unidos

China y los Estados Unidos han estado compitiendo en varios frentes, incluyendo la ciberseguridad, el poder militar, los derechos humanos y, más recientemente, el comercio. La Administración de Trump se encuentra en medio de una desagradable disputa comercial con China, ya que los dos mantienen una lucha sobre los derechos de propiedad intelectual, los problemas laborales y otros inconvenientes económicos. Sin embargo, China no siempre fue el Goliat que es actualmente.

China abrió sus puertas al resto del mundo a finales de la década de los 70. Desde entonces, la economía del país ha estado creciendo a un ritmo exponencial. El país tiene una población de 1.200 millones de personas, que es más de cuatro veces la de los Estados Unidos. A medida que la economía china continúa modernizándose y comerciando con países de todo el mundo, millones de familias e individuos han salido de la pobreza y están comenzando a entrar en la clase media.

La clase media se define como una familia u hogar que tiene suficiente dinero para los gastos diarios con algo de ingresos sobrantes para viajes, entretenimiento o consumo adicional. Estas familias tienen mucho dinero para gastar, y las compañías estadounidenses están buscando vender miles de millones de productos a este mercado de consumidores en rápido crecimiento, incluyendo algunas de las compañías de atención médica más grandes del mundo.

Hace apenas cinco años, los chinos más ricos acostumbraban abandonar el país para buscar medicamentos y otros servicios de atención médica, mientras que los pobres generalmente se quedaban con atención médica de baja calidad y altas tasas de enfermedades y dolencias. Ahora, el gobierno tiene la misión de garantizar que casi todos puedan acceder a una atención médica asequible y de calidad.

Estas son algunas formas en las que China planea reducir el precio de la atención para sus ciudadanos de clase media:

  • Invertir en salud

China anunció planes para ofrecer atención médica primermundista a una fracción del precio que pagan otros países, como el caso de Estados Unidos. Parte de este plan incluye incrementar la inversión pública. El país ha duplicado la cantidad de dinero que gasta en hospitales públicos en los últimos cinco años a 38 mil millones de dólares.

El país espera tener un sistema de salud por valor de 2,3 billones de dólares para el año 2030. Solo el tiempo dirá si tienen los fondos y recursos para que sea posible.

  • Reducción de los precios de los medicamentos.

Una de las formas principales en las que China planea reducir el precio de la atención médica es disminuyendo el precio de los medicamentos recetados. Estados Unidos paga algunos de los precios de fármacos más altos del mundo. La FDA otorga a las compañías farmacéuticas los derechos exclusivos para vender y comercializar el medicamento al público por alrededor de siete años, dando a algunas compañías la libertad de aumentar el precio para que puedan recuperar su inversión lo más rápido posible.

Sin embargo, China está tratando de evitar este problema. China planea comprar productos farmacéuticos a granel a algunos de los mayores fabricantes de medicamentos del mundo, reduciendo así los precios para la población en general. China cree que estas compañías bajarán sus precios para acceder al mercado de clase media que en gran parte está sin explotar de China. Empresas como Pfizer y Roche ya acordaron reducir los precios hasta en un 70%. Para los medicamentos genéricos, los precios ya han disminuido un promedio del 52% a través del programa de compras a granel del país.

La reducción del precio de los medicamentos garantiza que los hogares de clase media puedan pagar estos fármacos. Esto ayuda a establecer a China como un destino de atención médica de bajo costo sin aumentar su fondo de seguro médico, lo que ayuda a asegurar a millones de ciudadanos chinos.

Estimulando la innovación

Los capitalistas de riesgo están prestando mucha atención a lo que está sucediendo en el creciente mercado de atención médica de China. China está reduciendo el precio de la atención médica y flexibilizando las regulaciones federales para atraer a algunas de las mentes más brillantes y a los mayores inversores de la industria. Las compañías tecnológicas han tenido problemas para establecer mercados en China, debido al largo historial de robo de derechos de propiedad intelectual que tiene el país.

Sin embargo, los capitalistas de riesgo ven una oportunidad en China. Las compañías de atención médica digital esperan lanzar la próxima generación de dispositivos y aplicaciones médicas en China para que sus productos y servicios se comercialicen lo más pronto posible. En los años venideros, China puede emerger como la nueva cara de la atención digital a medida que más empresas centren sus estrategias de desarrollo en China.

Tenemos algo de tiempo antes de que China supere a Estados Unidos como líder en atención médica. Ambos países están tratando de reducir el precio de la atención de la salud a su manera. En el futuro, puede ser más fácil y más accesible económicamente programar una cirugía en China que realizar el procedimiento en los Estados Unidos. Mantente al tanto de estas tendencias mientras ambos países se enfrentan al futuro de la atención médica.