Cómo recuperarte cuando cometes un error en tu PRIMER día de trabajo.

Aquí hay tienes una noticia sorprendente: las enfermeras somos humanas.

Ya sea que puedas o no admitirlo, las enfermeras cometemos errores al igual que cualquier otro ser humano en la tierra. La diferencia entre nosotras y la mayoría de los seres humanos es que cuando cometemos un error como enfermera (mientras estamos de servicio), generalmente tiene efecto sobre la vida humana. Y, en la mayoría de los casos, de manera negativa. Me atrevo a escribir esto, pero en algunas circunstancias nuestros errores pueden costar vidas.

Ahora que tenemos tu atención, aquí tienes otra noticia: no solo cometerás un error, sino que probablemente cometerás más de uno. Y la mayoría de estos posibles errores se cometen cuando los niveles de estrés están en su nivel más alto, cuando te siente menos cómoda y te encuentras en territorio desconocido. ¿Suena esto como tu primer día en el trabajo?
Sí. Todas hemos estado allí. Es muy raro que durante el primer día no cometas ningún error. Así que puedes sentirte tranquila sabiendo que no estás sola.
Pero aclaremos algo. Cometer un error no es algo que debas esperar. Debes hacer todo lo posible para evitar cualquier tipo de error. Ese es siempre el objetivo. Lo que queremos decir es que es probable que cometas alguno en ese PRIMER día.

Pero no te preocupes. No todo está perdido.

Si, en tu primer día, cometes un error, aquí hay tres cosas que puedes hacer para recuperarterápidamente:

1. Respira y revisa a tu(s) paciente(s). ¿Alguien salió lastimado? ¿Hay alguien en peligro debido a tu error? Si es así, busca ayuda ahora y realiza las acciones correctivas. No te demores. Una vez que hayas verificado que no hay ningún peligro, vuelve a respirar.

2. Asúmelo. Ahora que has garantizado la seguridad de tu(s) paciente(s), es hora de admitir la culpa. Hagas lo que hagas, no escondas tu error. No tengas miedo. No te avergüences. Se fuerte y honesta. Se llama “error” por una razón. Utilizael sistema de apoyo disponible en tu lugar de trabajo.

3. Aprende. Recuerda, es un error la primera vez que lo haces. La segunda vez que lo haces, se convierte en un hábito, o al menos, en una tendencia. La inexperiencia puede convertirse fácilmente en descuido si no aprendes de tu error. Aprende de eso y toma medidas para evitar que vuelva a ocurrir. Esto se funciona para los errores que están completamentefuera de tu control. Aplica medidas correctivas. Hazlo.
Recuerda, el peor error que cometió una enfermera fue el error del que no aprendió.