• Lynda Lampert
  • Scrubs
  • 4 years ago

¡Cosas graciosas que solo las enfermeras llegan a ver!

Thinkstock + ScrubsThinkstock + Scrubs

Aceptémoslo: si llevas ejerciendo la enfermería suficiente tiempo, habrás visto algunas cosas bastante extrañas. Échale un vistazo a algunos de los encuentros raros que han tenido nuestros lectores y ¡comparte los tuyos en la sección de comentarios!

1. Una enfermera estaba evaluando a una paciente mayor que había sufrido un derrame cerebral. Le pidió que sonriera pero la paciente le dijo que no le apetecía sonreír. Entonces la enfermera le dijo, “Bueno, pues enséñame los dientes”. La señora abrió la boca, se quitó la dentadura y se la entregó a la perpleja enfermera.

2. Un señor mayor le pidió a su enfermera cinta adhesiva después de colocarse tapones en los oídos. La enfermera observaba cómo el paciente empezaba a colocar la cinta encima de la oreja. Cuando le preguntó por qué lo hacía, el paciente le dijo “¡es para evitar que los tapones caigan!”

3. Un paciente mayor salió de su habitación durante un código. Miró con curiosidad dentro de la habitación donde se había producido el código. Decidiendo que no era el momento de molestar a nadie, orinó en el suelo y se marchó a otra habitación y allí decidió subir a la cama con otro paciente.

4. Una enfermera tenía un paciente que se negaba a utilizar el lavabo de su habitación. Orinaba en la moqueta o en la papelera. Las enfermeras pensaban que quizá estaba confuso. Una noche, la enfermera lo estaba lavando y él necesitaba ir al lavabo. Se negó a sentarse en la taza y cuando le preguntó por qué, él le respondió “¡Por qué el agua está fría y me congela las pelotas!” Cuando la enfermera miró, se percató de que efectivamente tenía unos testículos enormes. Resultó que al fin y al cabo no estaba loco.

5. Una enfermera llegó para hacer su turno y vio a un paciente con el que se llevaba muy bien. Le dijo, “¿algo nuevo, Tom?” El paciente puso la mano sobre su cabeza y contestó, “¡Todo lo que hay por debajo de este punto no es nuevo en absoluto!”

6. En pleno mes de julio, una enfermera estaba dándole de comer a un paciente cuando una paciente de otra habitación entró con su silla de ruedas y empezó a cantar villancicos. La enfermera se levantó de golpe y rápidamente empujó a la confundida mujer fuera de la habitación llena de gente. La paciente le dijo, “¡supongo que no les ha gustado!”

7. Una enfermera llegó para empezar su turno de mañana y le sorprendió ver a una anciana ya despierta y en su silla. La enfermera se inclinó para saludar a la señora y esta le dijo, “Yo a ti te conozco. Eres mi amiga.” La enfermera le respondió, “Por supuesto que soy tu amiga.” A lo que la anciana le contestó, “¡Entonces larguémonos rápido de este lugar!”

¿Qué es lo más extraño o divertido que te ha pasado últimamente?