Nursing Blogs

Creando un bebé: ¿Es la modificación de genes humanos “moralmente permisible”?

0

Los científicos han estado explorando lo que se conoce como edición de genes durante años, pero la idea de editar los genes de un bebé para que hereden los mejores rasgos posibles se considera extremadamente controvertida en la comunidad médica. Los defensores dicen que esta tecnología podría usarse para prevenir enfermedades genéticas como el cáncer esencialmente cambiando una parte del ADN de una persona, pero quienes se oponen dicen que podría aumentar aún más las desigualdades de salud existentes.

¿Qué es la edición genética?

Los investigadores han estado estudiando formas de editar el ADN de una persona durante años. Esta tecnología apareció por primera vez a fines del siglo XX, pero esto se disparó rápidamente en 2009 cuando los investigadores inventaron por primera vez la tecnología conocida como CRISPR, que hizo que fuera mucho más barato y fácil editar los genes de una persona. También se considera más preciso que los métodos anteriores, lo que brinda a los científicos la libertad de seleccionar qué partes del ADN desean reemplazar, editar o eliminar.

La implantación de un embrión humano modificado genéticamente es ilegal en los Estados Unidos y en toda Europa, por lo que todavía estamos muy lejos de los llamados “bebés de diseño”. Pero los científicos pueden utilizar esta tecnología para investigar enfermedades genéticas y cómo se propagan de una generación a la siguiente, aunque estos proyectos no puedan recibir financiación pública.

La ética de seleccionar genes

Durante los últimos diez años, los expertos médicos han estado debatiendo la ética de CRISPR y sus implicaciones para el futuro de la salud humana. A muchos les preocupa que la edición genética pueda alterar nuestra definición de humanidad. Los individuos y sociedades privilegiados pueden tener acceso a ciertos genes que produzcan rasgos físicos y mentales predilectos, lo que lleva a los llamados superhumanos, mientras que los individuos de bajos ingresos padecen enfermedades prevenibles y rasgos menos que ideales.

Pero un informe pionero del Consejo Nuffield de Bioética (NCB por sus siglas en inglés) del Reino Unido dice que esta tecnología podría ser “moralmente aceptable” siempre que no aumente las desigualdades existentes. También dijo que las personas podrían usar CRISPR para elegir hipotéticamente ciertos rasgos para su feto si cumple con estrictas pruebas éticas y reglamentarias.

El grupo se especializa en determinar las realidades éticas de las tecnologías emergentes. Pidió al gobierno del Reino Unido que realizara encuestas nacionales sobre edición genética para conocer la opinión pública.

Karen Yeung, presidenta del grupo de informes NCB y experta en derecho y ética de la Universidad de Birmingham, dijo que los avances recientes como CRISPR podrían tener “profundas consecuencias que afecten la estructura genética de la sociedad”.

“Había una enorme variedad de opiniones dentro de la OCN, incluyendo que no deberíamos hacer esto ya que sería dar un paso que la humanidad no debería dar”, dijo el profesor Yeung. “Pensamos bastante en ello y llegamos a la conclusión de que, en sí mismo, intervenir en el genoma hereditario no sería moralmente objetable”.

Acción en dos frentes

La NCB agregó que para que esta tecnología sea utilizada debe superar dos pruebas.

Primero, los investigadores deben asegurarse de que cualquier cambio debe beneficiar en última instancia a la persona resultante cuyo ADN se está editando y a sus descendientes. Claramente, prevenir enfermedades genéticas se consideraría un beneficio, pero algunos dicen que alterar los genes que afectan los rasgos físicos como la altura y la inteligencia sería ir demasiado lejos.

Segundo, los científicos deben darse cuenta y considerar cómo estos cambios afectarían a la especie humana en general, incluida la posible distinción entre aquellos a los que se les ha alterado el ADN y los que no.

La edición de genes sigue siendo un tema polémico único en la salud y la medicina. CRISPR ha hecho de los bebés de diseño una posibilidad muy real, pero los investigadores aún tienen tiempo para analizar la ética.

Como dijo Leach Scully, uno de los autores del informe del Centro de Investigación de Ciencias de la Vida y Ética de Políticas de la Universidad de Newcastle: “No es frecuente que estés en una posición en la que puedas ver un desarrollo como este y tener tiempo suficiente para pensar detenidamente cómo seguir adelante, o no”.

La idea de crear un ser humano modificado genéticamente sigue sin estar clara. Los funcionarios también han cuestionado la seguridad de esta tecnología, incluyendo la posibilidad de que la edición de genes pueda aumentar el riesgo de cáncer y otras enfermedades genéticas de una persona.

El grupo Don’t Screen Us Out ha estado abogando contra el uso de tecnologías de diagnóstico y detección que identifican rasgos que a menudo conducen a enfermedades como el autismo y el síndrome de Down. Informan que las pruebas de embarazo de rutina para el síndrome de Down han llevado a la interrupción del 90% de los embarazos diagnosticados con la afección.

“La ética de la salud pública claramente no está a la par del desarrollo de nuevas tecnologías, de hecho, ni siquiera han estado en la competencia”, dijo recientemente a The Independent un portavoz del grupo.

La ética detrás de CRISPR está por verse, pero si esta tecnología se abre paso en la corriente principal, debería usarse para beneficiar a toda la humanidad, no solo a unos pocos privilegiados.

Scrubs

Enfermera con discapacidad finalmente consigue un trabajo después de dos años de rechazo

Previous article

¿Son precisas tus lecturas de presión arterial? Nuevo estudio siembra dudas

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *