El grupo Nurses of Grace marcha por el cáncer de mama y por todos los demás tipos

La enfermera Jess Wuebker, diagnosticada con una forma no invasiva de cáncer de mama, está participando en el juego de la espera. “Se considera este tipo como un precursor de cáncer. Me pone en alto riesgo de desarrollar una forma más invasiva en el futuro, por lo que me tienen que evaluar cada seis meses”.

Las mamografías frecuentes y las resonancias magnéticas de sus mamas eran una cosa, pero lo que más frustraba a Wuebker sobre su diagnóstico era una sensación de impotencia. “Sentí que me habían quitado completamente mi poder”, expresa.

Sabía que otras mujeres estaban pasando por lo mismo y en peores situaciones, y estaba decidida a hacer algo al respecto. Como enfermera, ella entiende que la empatía puede perderse. “Es fácil quedar atrapada entre los aspectos científicos y físicos del cáncer, y a veces dejamos de lado el aspecto emocional. Estamos tan ocupadas en el día a día de la enfermería que a veces lo olvidamos”.

Decidió comenzar a juntar un equipo de enfermeras para realizar caminatas en Dayton, Ohio, Estados Unidos, organizando caminatas contra el cáncer de mama. “Estas son las personas en la primera línea de ayuda para las mujeres en esta situación”, comenta  sobre su equipo, “y de esta forma se involucran de una manera diferente”.

Nurses of Grace no es solo un equipo de caminantes. También es un grupo de apoyo en línea donde las enfermeras pueden compartir sus luchas, construir una comunidad y encontrar un propósito en su carrera. “Desde que tenía 14 años, sabía que quería ser enfermera. Esa nunca fue una pregunta para mí. Pero una vez que me convertí en una, me sorprendió sentirme un poco insegura”.

De nuevo, Wuebker sabía que no era la única. “Hay muchas enfermeras que sienten que la carrera no era lo que esperaban o que están luchando por encontrar su lugar como enfermeras”. Al sentir esa pasión, percibió que le permitía dedicarse plenamente a su vocación como enfermera, y comenzó descubriendo a dónde pertenecía.

“Cuando estás ayudando a otras personas, esto a veces acaba llevándote a más autodescubrimiento”, señala. “Ya sea que estés apoyando a enfermeras o personas con cáncer, es genial ver todo de una manera integral”.