Podríamos tener una vacuna pronto, pero ¿la tomarás?

El mundo estaba más que entusiasmado al escuchar que la vacuna contra el coronavirus de Pfizer y su socio alemán BioNTech parece ser un éxito. Los resultados preliminares muestran que el fármaco tiene una eficacia del 90% y no tiene efectos secundarios graves. Eso produjo avances masivos en Wall Street cuando el mundo dio un suspiro colectivo de alivio. Sin embargo, la vacuna aún se encuentra en las primeras etapas y todavía pasarán varios meses antes de que esté disponible para el público en general.

Sin embargo, nos sorprendió ver que muchos proveedores de salud en “Funny Nurses” reaccionaron diciendo que no iban a vacunarse.

Según las últimas estadísticas del Centro de Investigación Pew, solo la mitad de los adultos estadounidenses (51%) dijeron que definitivamente o probablemente recibirían una vacuna para prevenir el COVID-19 si estuviera disponible ahora mismo.

Así que, incluso si tenemos una vacuna eficaz, ¿la recibirán suficientes personas?

Reacciones en Facebook

Los comentarios no se hicieron esperar luego del anuncio de esta noticia en la página de Facebook. La mayoría de las personas que compartieron sus opiniones estaban en contra de las vacunas o dudaban en tomar un fármaco recién salido al mercado.

La estudiante de enfermería Emma Louise Collar escribió:

“No voy a recibirla, simplemente porque no conocemos los efectos secundarios a largo plazo. No quiero tomar algo que potencialmente pueda provocarme algo más. Soy pro-vacunas, tengo todas las mías. Pero esta se ha producido muy rápidamente. Muchas personas se preocupan por los posibles efectos secundarios a largo plazo y a futuro. Usaré mi EPP completo, aplicaré la distancia social, etc. pero eso es todo lo que haré”.

La enfermera Gabi Lane-Brown intervino diciendo: “Me sorprende que haya tanta gente que no la quiera, quiero decir, yo no pretendo tomarla simplemente porque no sabremos los efectos que tendrá con el embarazo, y para cuando esté disponible puede que lo esté intentando o ya esté embarazada, pero pensé que solo era parte de una minoría”.

La enfermera práctica licenciada Melanie May Moore mantiene una postura fuerte al agregar:

“Lo siento, pero… No, no hay absolutamente ningún medicamento en esta tierra que tenga cero efectos secundarios… No ha estado disponible el tiempo suficiente para que ellos puedan hacer tal declaración… ¿Y qué hay de los efectos a largo plazo que veremos durante los próximos 10 años? No gracias. No la recibiré ni se la daré a mi hijo (que por cierto tiene todas sus vacunas)”.

Respondiendo tus preguntas sobre la vacuna

Obviamente, hay mucha preocupación con respecto a los efectos secundarios a largo plazo de cualquier posible vacuna. A muchas personas también parece incomodarles el hecho de que se fabricó tan rápido, pero es importante que comprendan que Pfizer y BioNTech todavía tienen mucho trabajo por hacer antes de lanzar el medicamento al público. Aún no ha sido aprobado por la FDA, por lo que puede ser un poco prematuro preocuparse por los efectos secundarios.

  • ¿Funciona?

Al momento de probar el medicamento, Pfizer cuenta que había unas 44.000 personas en el ensayo clínico. Alrededor de la mitad recibió la vacuna real, mientras que la otra parte recibió un placebo. Hasta ahora, solo 94 personas de 44.000 se han enfermado con el coronavirus. Sin embargo, la compañía está usando esta información para afirmar que el medicamento tiene una efectividad del 90%.

La comunidad médica está de acuerdo en que cualquier fármaco que sea eficaz más del 50% del tiempo debe considerarse un éxito. En términos de precedentes, una tasa de éxito del 90% sería bastante impresionante.

  • ¿Qué hay de los efectos secundarios?

La vacuna no parece estar relacionada con ningún efecto secundario importante; sin embargo, aún se necesitan pruebas adicionales. Pfizer utilizó una serie de ensayos clínicos más pequeños para encontrar el fármaco que produjo la menor cantidad de casos de efectos secundarios leves y moderados, como fiebre y fatiga.

Si el medicamento pasa la siguiente ronda de pruebas, puede recibir una Autorización de uso de emergencia de la FDA, lo que significa que se administrará de forma limitada. Durante este tiempo, la FDA y los CDC vigilarán de cerca a quienes la hayan recibido.

Visiblemente, muchas personas están preocupadas por los efectos secundarios del fármaco a largo plazo, y simplemente no hay forma de saber qué pasará dentro de diez años con quienes se vacunen. Sin embargo, la comunidad médica está haciendo todo lo posible para asegurarse de que esto sea lo más seguro posible. Hay poca evidencia que sugiera que otras vacunas hayan provocado efectos secundarios graves a futuro.

  • ¿Estamos yendo demasiado rápido?

La velocidad a la que se mueven estas empresas puede resultar alarmante para algunos proveedores, pero casi todas las compañías farmacéuticas están trabajando para lograr el mismo objetivo, para que el mundo pueda volver a la normalidad a la brevedad posible. Pfizer sostiene que no formaban parte de la Operación Warp Speed, el plan de la Administración Trump de entregar 100 millones de dosis de una vacuna para fin de año. Sin embargo, la compañía recibió 1.950 millones de dólares del gobierno estadounidense en julio, lo que ayudó a acelerar las cosas. Con tantos recursos y partes interesadas en juego, esta será probablemente una de las vacunas más rápidas jamás producidas.

Es probable que tengamos varias opciones de vacunas disponibles en 2021, pero la comunidad médica está haciendo todo lo posible para asegurarse de que estos medicamentos no hagan más daño que bien.