5 señales infalibles de que tienes vacaciones atrasadas

¿Es hora de tomarse unas vacaciones? ¡Aquí tienes cinco señales de que las necesitas, ahora mismo!

1. Parece que no puedes enfocarte en tu trabajo. Los códigos te dejan paralizada. Estás teniendo problemas para levantarte por la mañana, y nada se siente tan importante como antes.

Este es el agotamiento tradicional. Debes pasar una o dos semanas en un lugar totalmente diferente, donde no se te hará ninguna pregunta médica o tengas que levantarte a una hora determinada.

2. Por el contrario, te estás metiendo demasiado en tu trabajo. Acabas de comenzar un nuevo curso de estudio en casa sobre trasplantes de cabeza, eres la presidenta interina del comité de dirección de tu unidad y estás trabajando sobretiempo.

Esto no es bueno para nadie. Lo que necesitas es una semana en casa sin consultar el correo electrónico de tu trabajo o tu teléfono. A veces es bueno recordar cómo es estar en casa.

3. Tienes ganas de golpear a la gente en la cara más de lo habitual. Un poco de esta sensación es normal para algunas enfermeras, pero sentirse así todo el tiempo indica la necesidad de un descanso.

Necesitas unos días jugando al turista en tu propia ciudad. Descansa durante un fin de semana largo, ponte ropa cómoda y ve a la librería. Cena en ese restaurante nuevo que has querido probar. Ve al parque. No, bajo ninguna circunstancia, salgas o cenes con compañeras de trabajo.

4. Sientes la repentina necesidad de limpiar tu casa de arriba a abajo y donar muchas cosas a la caridad.

Por supuesto, haz eso. Cuando tienes un trabajo física y mentalmente agotador, de vez en cuando tienes que hacer una importante clasificación de ti misma. Si estás mirando alrededor de tu hogar y piensas: “Tengo demasiadas cosas que no necesito”, es el momento. Volverás a trabajar con la cabeza clara y el corazón ligero.

5. No puedes recordar la última vez que te divertiste.

Esto es particularmente cierto para estudiantes de enfermería y enfermeras nuevas. La presión de la escuela y la transición a la enfermería pueden ser desgarradoras. No necesitas tomarte mucho tiempo libre; Simplemente intercambia un día con una compañera de trabajo para que puedas bailar con ese grupo de música. Desayuna tarde al día siguiente con todas tus comidas favoritas y un café realmente bueno. Te sentirás mucho mejor.