Preocuparte Por La Salud Puede Enfermarte – Cómo La Ansiedad Por La Salud Puede Causar Enfermedades Reales

Worrying About Health Can Make You Ill – How Health Anxiety Can Cause Real Diseases
¿Preocuparte por tu salud puede enfermarte? Un reciente estudio realizado en Noruega ha determinado que la ansiedad por la salud – una inquietud general sobre el estado de la salud, incluso si te han garantizado que estás saludable – puede causar una mayor predisposición a condiciones físicas y psicológicas negativas.

El estudio en cuestión, realizado por Hordaland Health Study (HUSK) con el Centro de Enfermedades Cardiovasculares en Noruega (CVDNOR), examinó una muestra de 7.000 noruegos en un período aproximado de diez años. Estas personas fueron evaluadas para encontrar síntomas de ansiedad médica, examinando también su riesgo de cardiopatía isquémica durante un período de diez años.

Los resultados fueron impactantes – las personas que tenían ansiedad médica generalizada parecían tener el doble de probabilidades de desarrollar cardiopatía isquémica. Un total de 6.1% de todas las personas que tenían ansiedad por la salud también mostraron tener cardiopatía isquémica – en comparación con solo 3.0% de todos los casos sanos. Tomando en cuenta el estilo de vida y los factores de riesgo específicos del sistema cardiovascular, esto representa un aumento del 70% de riesgo de desarrollar CI.

Los motivos más probables de este incremento en el riesgo de enfermedad cardíaca posiblemente sean los altos niveles de estrés que con frecuencia están presentes en los casos asociados con la ansiedad por la salud. Se ha demostrado que los niveles constantes y elevados de estrés aumentan el riesgo de enfermedades del corazón. Los síntomas pueden incluir contracción de los vasos sanguíneos, mayor riesgo de obstrucción e incluso endurecimiento del tejido cardíaco.

Así que si bien la ansiedad por la salud puede no tener fundamento, los niveles excesivos de estrés provocados ​​por la ansiedad por la salud pueden causar complicaciones reales. ¿Pero qué es exactamente la “ansiedad por la salud”? Démosle un vistazo a esta condición – y cómo puede ser reconocida y tratada.

La Ansiedad Por La Salud No Es Hipocondría – Pero Se Asemejan

Algunos profesionales utilizan sin distinción “ansiedad para la salud” e “hipocondría”. Sin embargo, esto es una mala interpretación de la ansiedad por la salud. La ansiedad por la salud no es tan intensa como la hipocondría – puede considerarse como una clase de “condición precursora”.

La diferencia clave es que en casos graves de hipocondría, los pacientes pueden estar delirando – a menudo sufren de síntomas imaginarios, y ningún tratamiento que pueda prescribir un médico puede brindarles una solución. Están totalmente convencidos de que tienen una enfermedad grave – incluso si no presentan síntomas físicos de que este sea el caso.

Sin embargo, este no ocurre con la ansiedad por la salud. La ansiedad por la salud generalmente es mucho menos intensa. Los pacientes pueden no experimentar síntomas delirantes, pero aún es difícil convencerlos de que gozan de buena salud. Inspeccionarán sus cuerpos, malinterpretarán los síntomas benignos y, con frecuencia, recurrirán a Internet para tratar de descubrir su “enfermedad”.

Tres Preguntas Simples Para Ayudarte A Diagnosticar La Ansiedad Por La Salud

Las enfermeras pueden encontrarse con casos de ansiedad por la salud – por lo que es importante reconocerlos y recomendar otra atención a los pacientes que pueden sufrir de casos de ansiedad leve o moderada. Aquí hay tres preguntas simples que puedes hacerle a los pacientes que quizás sufran de ansiedad por la salud, con el propósito de tener mayor conocimiento sobre su estado mental.

 

  • ¿Te has estado preocupando excesivamente por un problema de salud específico? Simplemente pregúntale a un paciente si se ha estado preocupando mucho por algún problema de salud en particular – incluso después de que haya sido descartado por profesionales médicos.

 

  • ¿Generalmente sueles preocuparte por tu salud? La mayoría de las personas sanas no tienden a preocuparse por su salud – si se sienten bien, ¡están bien! Un paciente que se preocupa por su salud, incluso cuando no siente malestar, podría tener ansiedad por la salud.

 

  • ¿Alguna vez has sentido que tus problemas de salud son más graves de lo que aseguran tus médicos? Este es el síntoma más común de ansiedad por la salud. Los pacientes simplemente no aceptarán la opinión del médico de que están saludables – y seguirán preocupados y angustiados por su salud, independientemente de los consejos que les den los médicos.

Si la respuesta a una – o a tres – de estas preguntas es “sí”, es muy probable que el paciente en cuestión tenga algún tipo leve o moderado de ansiedad por la salud, y debes hablar con un médico o supervisor sobre tu sospecha de esta condición para que puedan buscar el tratamiento adecuado.

Terapia Cognitivo-Conductual – La Única Manera De Curar La Ansiedad Por La Salud

Si bien la ansiedad por salud de nivel más leve es bastante insignificante en comparación con la hipocondría, es una verdadera afección psicológica – y ninguna cantidad de seguridad que les brinden tú, tus supervisores, los médicos o cualquier otro profesional de la salud será suficiente para “curarlos”. Generalmente, la única forma real de curar la ansiedad por la salud es con un régimen especializado de terapia cognitivo-conductual, administrado por un psicólogo practicante.

Por lo general, el paciente en cuestión se someterá a entre 5 y 10 sesiones de terapia, en las que se ubicará la causa de su ansiedad por la salud, y se le brindarán ejercicios de atención y otros mecanismos de superación – mediante los cuales pueden reducir su ansiedad por la salud y mantener un estado mental saludable.

Reconoce La Ansiedad De La Salud En Tu Trabajo – Y Obtén La Ayuda Que Necesitan Tus Pacientes

Algunos profesionales médicos no le dan importancia a los pacientes con ansiedad por la salud o hipocondría, pero estas afecciones son realmente dañinas. La salud mental es tan importante como la salud física. Si tienes un paciente que padece de ansiedad por salud, su salud mental está en riesgo – incluso si no sufre de ninguna de las enfermedades o afecciones que dicen tener.

Sin tratamiento, estas personas tendrán un estado mental deplorable – y sus niveles de estrés y ansiedad podrían provocarle enfermedades reales, como lo demuestra el estudio noruego que mencionamos. Por lo tanto, es crucial que las enfermeras suministremos a nuestros pacientes la información que necesitan, para que reciban tratamiento.

Entonces, si crees que un paciente puede tener ansiedad por la salud, consulta a un supervisor y establece el mejor procedimiento a seguir, como referirlo a un psicólogo clínico. Hacerlo te permitirá favorecer la salud mental y física de tus pacientes – y mejorar sus resultados.